Estatuto de elDiario.es Vota aquí al primer Comité Rector

Las ocho plantas que nos ayudarán a calmar la ansiedad en los tiempos que corren

infusión relajante

Nuestro cuerpo tiene un mecanismo adaptativo natural de defensa que nos permite poner en alerta frente a situaciones comprometidas. Hablamos de la ansiedad, que se ha convertido en una batalla diaria para muchas personas. Aparece cuando nuestro organismo trata de responder a una situación que nos genera amenaza, nos hace sentir incómodos y nos volvemos más vulnerables.

En los últimos dos años, la pandemia ha cambiado de manera innegable la vida de todos. Vivir situaciones como las que hemos pasado no solo genera incertidumbre y miedo, sino que incluso se han producido situaciones de ansiedad.  Ahora, al peligro al contagio y a lo que pasará se le suman otros factores estresantes, como la incertidumbre económica y la invasión de Ucrania.

Con este panorama, la ansiedad se ha convertido, junto con la depresión, en uno de los problemas mentales más frecuentes en el año 2020. En España, los trastornos de ansiedad son, por detrás de los depresivos, los trastornos con mayor prevalencia.

Para combatirla, se ha generalizado sobre todo en los últimos años la fitoterapia, es decir, el uso de ciertas plantas para prevenir y tratar afecciones leves y moderadas. Según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), uno de cada tres españoles toma plantas medicinales para tratar o prevenir algún trastorno. 

Las ocho plantas que nos ayudarán a calmar la ansiedad

Gracias a sus principios activos, algunas plantas tienen la capacidad de calmarnos y aumentar la resistencia natural de nuestro organismo al estrés. Pero su uso también puede provocar efectos secundarios e interacciones con ciertos fármacos, de ahí que debamos ser cuidadosos porque, aunque son naturales, no están exentas de riesgos (lo explicamos con más detalle en este artículo sobre las plantas de herbolario).

Algunas de las más usadas para la ansiedad son:

1. Pasiflora (Passiflora incarnata)

Conocida también como pasionaria o flor de la pasión, destaca por proporcionar un efecto sedante que ayuda a conciliar el sueño, de ahí que sea especialmente eficaz en caso de insomnio o ansiedad. 

Se ha usado durante mucho tiempo en Europa como remedio natural para la ansiedad gracias a la presencia de flavonoides y la flavona crisina. Es, por tanto, efectiva para reducir la ansiedad. Tiene un sabor dulce y suave, por lo que puede mezclarse con otras hierbas como la manzanilla. Es ideal para tomar durante el día, pero siempre en pequeñas dosis y con un uso no muy prolongado en el tiempo.

2. Tila (Tilia sp.)

Se trata de uno de los remedios naturales más usados para relajar los nervios gracias a su efecto relajante sobre el sistema nervioso. También nos ayuda a calmar el dolor de cabeza y los dolores digestivos que provoca el estrés. Todo ello sin olvidar que, además, es un poco diurética, lo que nos ayuda en la retención de líquidos.

3. Valeriana (Valeriana officinalis)

Es, junto con la pasiflora, una de las hierbas con efectos calmantes más usadas gracias a su acción sedante sobre el sistema nervioso central, lo que ayuda a prevenir los trastornos del sueño. Es ansiolítica, calmante y, por tanto, favorece el sueño. Se usa sobre todo como tranquilizante suave en casos de nerviosismo, insomnio y estados de ansiedad. 

Varios estudios, como este metaanálisis muestran que la raíz de la valeriana tiene efectos hipnóticos y sedantes, lo que ayudaría a prevenir el insomnio de leve a moderado. También tiene propiedades relajantes musculares naturales, lo que ayuda a reducir la tensión y el estrés. 

De acción prolongada, es interesante para aquellas personas que se despiertan por la noche. Pero debe tenerse en cuenta que las dosis excesivas causan dolor de cabeza y otros efectos que indican desequilibrios en el sistema nervioso.

4. Melisa (Melissa officinalis)

Esta planta medicinal aromática se caracteriza por sus principios sedantes y se usa sobre todo para tratar estados nerviosos. Pero también tiene un efecto calmante en el tracto gastrointestinal gracias a sus aceites esenciales. 

5. Té de Ashwagandha

Esta hierba se ha usado durante más de 3.000 años para tratar la ansiedad, el estrés y el insomnio. Las raíces y hojas de Ashwagandha, también conocida como cereza de invierno, son insípidas, por ello es recomendable mezclar esta hierba con otras como la lavanda. Está contraindicada, en cambio, para mujeres embarazadas o lactantes así como personas que toman ansiolíticos.

6. Lúpulo (Humulus lupulus)

Es uno de los ingredientes esenciales de la cerveza. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprobado el uso tradicional de esta planta como tranquilizante para aliviar los síntomas de estrés mental. Y es que sus frutos contienen un aceite esencial con terpenos y ésteres, de naturaleza valérica. El lúpulo es hipotónico y calmante.

7. Manzanilla (Chamaemelum nobile)

Esta bebida dulce, aunque no es una hierba que se centre en el tratamiento de la ansiedad en sí, es interesante por sus efectos calmantes de los trastornos digestivos que provoca la ansiedad. 

8. Lavanda (Lavandula angustifolia)

La lavanda también es una destacada hierba que, usada en infusión (y también en baños y aceites de lavanda), puede ayudarnos a calmar el estrés. Su naturaleza calmante tiene capacidad para tratar también los síntomas de ansiedad, insomnio y depresión. 

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats