La portada de mañana
Acceder
Justicia e Igualdad revisan cada punto de la ley del 'solo sí es sí'
El deterioro de Doñana impide que las aves se reproduzcan en su santuario
¿Quién se atreve a rebajar la pena a un violador? Por Ignacio Escolar

Terapias para el desarrollo y autonomía de los menores con autismo

Un niño participante en el ‘Programa MEJORA’

Dificultad para interactuar socialmente con otras personas, para comprender emociones y pensamientos de los demás o para expresar sus propias necesidades de manera clara, son algunas de las características más conocidas de los trastornos del espectro del autismo (TEA), que según los datos de prevalencia tienen uno de cada cien niños nacidos en Europa, por lo que -a pesar de que no existen censos oficiales- se calcula que en España puede haber más de 450.000 personas con TEA, cifra que se elevaría a casi un millón y medio si tenemos también en cuenta el impacto que produce en sus familias. 

El TEA es un trastorno de desarrollo, no un trastorno mental. Aunque los síntomas pueden ser vistos como un desafío, los niños y adolescentes con TEA son capaces de aprender y desarrollarse a la perfección, llevando vidas plenas y satisfactorias con el apoyo adecuado. Además, los tratamientos y terapias tempranas pueden ayudar al desarrollo y la funcionalidad de los menores atendidos.

Consciente de esta importancia, la Fundación Mutua Madrileña lleva facilitando terapias a menores con autismo desde 2019, posibilitando servicios de fisioterapia, logopedia o apoyo psicológico a través de las entidades federadas en Autismo Madrid en las que más de un centenar de niños y niñas con trastorno del espectro autista y de edades comprendidas entre los 2 y 15 años se benefician de un programa de atención personalizada.

Mariela Martín, logopeda asturiana especializada en trastornos del espectro del autismo (TEA) del Programa Mejora explica la importancia de ese trabajo especializado en los menores: “No todos los niños tienen acceso al habla, porque es demasiado compleja, así que, en función del caso, intentamos cualquier medio para que se puedan comunicar”. Su trabajo consiste en adaptarse a las particularidades de cada caso haciendo un uso de un lenguaje más simple y conciso y centrándose en las necesidades de cada niño. “El autismo es muy heterogéneo y hay que individualizar mucho para conseguir la autonomía como fin último”.

El ‘Programa MEJORA’, enmarcado en el compromiso de la Fundación Mutua Madrileña con la infancia con problemas de salud, beneficia a su vez a sus familiares, que reciben sin coste las herramientas de intervención para la mejora de la calidad de vida de sus hijos, y también a profesionales relacionados con su atención, que son contratados a través de este acuerdo. 

La atención temprana, clave en el desarrollo de la personalidad y habilidades de estos menores, es fundamental en los primeros años de vida. En ellos existe mayor probabilidad de mejoras y aprendizajes significativos, debido a la plasticidad neuronal del cerebro infantil. Los niños y niñas con autismo pueden tener dificultad para interactuar, comunicarse y aprender de forma tradicional, y al trabajar con ellos desde una edad temprana se pueden establecer metas de desarrollo y estrategias especializadas para ayudarles a alcanzarlas. 

Además, proporcionar atención temprana y trabajar en diversos campos de autonomía de estos menores a través de un programa como el que proponen la Fundación Mutua Madrileña y la Federación Autismo Madrid puede ayudar a los familiares y cuidadores a entender mejor el autismo y a aprender a manejar los síntomas y el comportamiento del niño de manera efectiva. 

Terapias de habla y lenguaje, terapia ocupacional, de comportamiento o de juego, son algunas de las áreas en las que se enmarcan los objetivos terapéuticos del Programa MEJORA, que promueven el bienestar del menor con TEA y su familia, identificando los elementos y circunstancias que interfieren en el desarrollo del niño y poniendo en marcha acciones y programas necesarios para facilitar su desarrollo integral, en el que adquiere especial relevancia el área de la fisioterapia.

Laura Díaz es una fisioterapeuta del programa especializada en niños con trastornos del espectro del autismo (TEA) que interviene en varios colegios de educación especial de las organizaciones de la Federación Autismo Madrid. “El secreto para llegar a un niño con autismo es saber adaptar la forma en la que se les plantea cada ejercicio a cada uno y que comprenda lo que se les pide, valiéndose para ello de imágenes, por ejemplo, que comprenden mejor que el lenguaje. También hay que entender que sus problemas de conducta se derivan de faltas de comprensión, de que no están entendiendo lo que les estoy diciendo”.

Para la Fundación Mutua Madrileña, el ‘Programa MEJORA’ es un nuevo hito en su compromiso con la infancia con problemas de salud y se suma al recientemente lanzado ‘Programa IMPULSO’, en colaboración con la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), para procurar terapias que mejoren la calidad de vida de los niños con enfermedades raras.

“Mientras colaboramos para que se investiguen tratamientos y futuras curas de estas patologías, nuestro apoyo va encaminado a procurar recursos que mejoren la calidad de vida de estos niños y reduzcan el gran desembolso que estas patologías tienen para las familias afectadas”, ha señalado Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats