La portada de mañana
Acceder
Cuatro años de parálisis en el Poder Judicial por el bloqueo del Partido Popular
'La conspiración de la derecha contra el Gobierno se extiende al Constitucional'
OPINIÓN | 'Una generación condicional', por Elisa Beni

Los médicos presionan a Ayuso para que aumente el presupuesto de la Atención Primaria y mantienen la huelga indefinida

Médicos y sanitarios protestan durante una concentración de los médicos y pediatras de Atención Primaria, frente a la Consejería de Sanidad.

Fátima Caballero


8

Tercera ronda de las negociaciones entre la Comunidad de Madrid y los médicos de familia y pediatras en huelga sin acuerdo. Si este martes ambas partes hablaron de un “acercamiento importante” de las posturas, en la mesa de este miércoles parece que se ha desandado respecto al día anterior. Los sanitarios en huelga se encuentran con “muchas fuerzas” para seguir presionando al Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso para que aumente la inversión en la Atención Primaria y continuarán con los paros, según ha informado a la portavoz del comité de huelga, Ángela Hernández, a su salida del encuentro. “Salimos de la reunión con la sensación del día de la marmota”, ha lamentado Hernández.

“Hemos planteado a los afectados el punto en el que estábamos y para ellos no es suficiente. Les ha costado mucho decir ”basta ya“ pero ahora que lo han dicho no les basta con un parche o con creerse el siguiente acuerdo a incumplir. Necesitan que alguien les dé la seguridad de que esto va a ser el principio de la mejora de la atención primaria”, ha insistido. “Seguimos quebrando a los profesionales y esto necesita que alguien venga a solucionarlo. Yo no sé quién va a ser, pero hoy por hoy la huelga continúa. Y vamos a ver cómo se van desarrollando los próximos días para la próxima reunión”, ha insistido.

La reunión de este martes duraba casi siete horas. La de este miércoles han sido apenas unas dos. Desde Amyts, el sindicato de médicos mayoritario convocante de la huelga, piden un interlocutor con capacidad de resolución como la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, el consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero o el de Hacienda Javier Fernández-Lasquetty.

La presidenta de la Comunidad de Madrid reconocía este martes por primera vez que son necesarios más médicos en los centros de salud, que no se ofrecen incentivos atractivos a los residentes que terminan su formación de medicina familiar en Madrid y que las condiciones de los sanitarios de Atención Primaria son de precariedad, ya que encadenan contratos temporales y la sobrecarga es estructural. En este sentido, Ayuso proponía la implantación de un sistema que evite el exceso de citas en Primaria, terminar con la precariedad laboral e incentivos para los MIR de cara a retenerlos. Todo ello, recuerdan los sanitarios, pasa por un aumento presupuestario, algo que de momento no están dispuestos en el Gobierno regional.

El principal escollo en la negociación, en cualquier caso, se centra en el exceso de pacientes en las agendas de los profesionales. En este sentido, el comité de huelga reclama un máximo de 31 pacientes por consulta de Medicina Familiar y Comunitaria, con el objetivo de dedicar un mínimo de 10 minutos por paciente, y 21 pacientes para Pediatría, para un mínimo de 15 minutos por niño, mientras que la última propuesta de la Consejería pasa por 24 pacientes en el caso de los pediatras y 34 en el de los médicos.

“A nosotros nos gustaría que fueran 31 y 21 pero no vamos a discutir si llegamos a un acuerdo de 24 y 34, ese no sería el problema. El problema sería la gestión de todo lo que quede por encima de ese número de pacientes, es decir, ¿quién ve al paciente 25, 26 ... y hasta el 60 o 70 que a veces se tienen en consulta?”, ha explicado la secretaria general de Amyts.

El otro gran escollo tiene que ver con un incumplimiento de un pacto anterior: la mejora salarial para los profesionales a la que Ayuso se comprometió en 2020 y luego metió en un cajón. También se ha pedido que se contraten más médicos para disminuir la carga asistencial o reducir las tareas burocráticas. “Quieren que se cumplan. Me parece algo tan razonable que es muy difícil no defenderlo y eso implica dinero”, ha recalcado. Hernández ha estimado que es necesario incrementar el número de profesionales en Atención Primaria con 350 nuevos pediatras y unos 1.250 médicos.

La propuesta de la Comunidad de Madrid

“La Consejería de Sanidad no entiende que no se desconvoque la huelga tras los preacuerdos alcanzados anoche”, aseguran desde el departamento de comunicación de la Comunidad de Madrid que ha informado de la propuesta que ha puesto encima de la mesa de negociaciones en la que no se detalla un solo euro.

La propuesta versa de cinco puntos. El primero pasa por establecer una agenda de 30 pacientes en medicina familiar y más de cuatro citas de asistencia para casos no demorables, con diez minutos por paciente; y de 20 pacientes más cuatro de casos no demorables para pediatría, con 15 minutos por paciente.

El segundo de los puntos pasa por retener a los residentes con un programa específico de fidelización de residentes en medicina de familia y pediatría de Atención Primaria. En este sentido, se les ofrecerá a los residentes que acaben la formación en mayo de 2023 y años sucesivos como médico de familia o pediatra contrato de tres años. También se contempla a partir de enero, que todos los eventuales se convierten en interinos o avanzar en la implantación de los turnos mixtos para que los que están en turno de tarde puedan realizar turnos por la mañana para favorecer la conciliación familiar y profesional.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats