La portada de mañana
Acceder
Justicia e Igualdad revisan cada punto de la ley del 'solo sí es sí'
El deterioro de Doñana impide que las aves se reproduzcan en su santuario
¿Quién se atreve a rebajar la pena a un violador? Por Ignacio Escolar

Conducimos el actualizado DS 3, que estrena la nueva impulsión eléctrica de Stellantis

El grupo Stellantis ha decidido estrenar su nuevo sistema de impulsión eléctrico en la actualización del DS 3.

En una práctica muy común entre los fabricantes, el grupo Stellantis ha decidido estrenar su nuevo sistema de impulsión eléctrico en un modelo de una de sus marcas premium. El DS 3 es el afortunado que embarca por primera vez el motor eléctrico de 156 CV, que sustituye al anterior de 136, y la batería de 54 kWh, que remplaza a la de 50 kWh y extiende la autonomía en este caso concreto hasta los 404 kilómetros.

La firma francesa ha hecho coincidir el lanzamiento de esta nueva versión eléctrica con un restyling general del vehículo, que por el camino ha perdido su apellido Crossback para quedar simplemente como DS 3. En términos de diseño, los cambios más visibles se encuentran en la parte frontal, que presenta una mayor sensación de robustez y dinamismo al tiempo que conserva su toque de elegancia característico.

Los nuevos faros de led, de serie en toda la gama, lucen un diseño más moderno con sus tres módulos distintivos resaltados en cromo satinado. Como opción se ofrecen los DS Matrix Led Vision, dotados de gestión inteligente y automática de las luces largas para el máximo confort y seguridad.

Los retoques en la zaga proporcionan al coche un plus de elegancia: las luces y la zona central del portón están discretamente subrayadas por un embellecedor lacado en negro. Este lleva ahora la firma DS Automobiles, en la que se ha utilizado una tecnología mediante la cual las letras de acero inoxidable pulido están separadas y colocadas individualmente en el propio embellecedor.

Las llantas tienen diseños completamente nuevos y enfocados a la eficiencia. De 17 y 18 pulgadas, están agrupadas según diferentes temas y colores. La versión 100% eléctrica, E-Tense, cuenta con llantas específicas Toulouse de 18“ y neumáticos de resistencia especialmente baja a la rodadura.

El DS 3 se pone a la venta en siete colores de carrocería que pueden ser opacos, metalizados o nacarados. De ellos, dos son nuevos: el Rojo Diva, un color de tres capas exclusivo de este modelo, y el Lacquered Grey. Para ampliar las posibilidades de personalización, el techo puede escogerse en Negro Perla o en el nuevo Gris Carat.

El puesto de conducción ha evolucionado con la adopción de un volante que reúne, en el brazo izquierdo, los controles de asistencia a la conducción y, en el derecho, los mandos del sistema multimedia. La pantalla central, que pasa a ser de 10,3“, integra el nuevo equipo de infoentretenimiento DS Iris System.

Como es seña de la casa, DS incorpora en el benjamín de su gama todo su arsenal de materiales de lujo, de un estilo muy francés. La sofisticación llega a su máxima expresión en los acabados superiores del catálogo, como el Opera, que dispone, por ejemplo, de un interior de cuero Nappa Negro Basalto en forma de correa de reloj en los asientos.

Entrando en materia mecánica, el DS 3 puede adquirirse tanto con motores de combustión como con el eléctrico de 156 CV. Los térmicos incluyen dos de gasolina de 100 CV y 130 CV, el primero asociado a una caja manual de seis marchas y el segundo a una automática de ocho, y un diésel de 130 CV con el mismo cambio automático EAT8.

El E-Tense, 100% eléctrico, estrena la batería de 54 kWh (50,8 kWh útiles) que en breve veremos, al igual que el nuevo motor eléctrico, en varios modelos de Stellantis como los Peugeot 208 y 308 o el Opel Astra. Cuenta con refrigeración líquida y bomba de calor. El cargador de serie a bordo puede cargar a 100 kW en corriente continua (del 10% al 80% en 30 minutos) y a 11 kW en alterna, con la que pasa del 0% a 100% en 5 horas y 45 minutos.

Más de 500 km en ciudad

La autonomía homologada es de 404 km en ciclo combinado WLTP y supera los 500 km en tráfico solo urbano. Ello es posible por la eficiencia de su motor eléctrico, la capacidad de recuperación de energía, los equipamientos como la bomba de calor, el preacondicionamiento térmico o los faros led, así como por la optimización aerodinámica de la parte delantera y las ruedas.

En el recorrido elegido para la presentación del DS 3, en carreteras de Valencia, el E-Tense ha registrado un consumo de 16 kWh/100 km. La cifra seguramente desciende algo cuando se toca también terreno urbano, aunque el margen no es mucho pues el registro oficial se sitúa en 15,6 kWh/100 km. El 0 a 100 km/h le lleva 9 segundos y la aceleración de 80 a 120 km/h, con la que se simula el adelantamiento típico, la completa en solo 5,6.

El DS Iris System permite al usuario personalizar la pantalla central y el panel de instrumentos de 7“, que se complementa con un head-up display que proyecta información esencial frente a la mirada del conductor. La pantalla del sistema multimedia está dividida en 12 zonas donde pueden acomodarse widgets de diferentes tamaños.

En el capítulo de ayudas a la conducción destaca el DS Drive Assist, que combina el control de crucero adaptativo -función stop & go incluida- con el asistente de mantenimiento de carril. El sistema funciona en conjunción con el dispositivo de frenado automático de emergencia.

En la estela de lo hecho con el nuevo DS 7, la firma francesa opta por una gama simplificada y con menor número de opciones mediante la creación de paquetes opcionales. Los acabados son cinco: Bastille, Performance Line, Performance Line +, Rivoli y Opera.

En cuanto a los precios, parten de 28.950 euros en el caso del modelo de gasolina de 100 CV en acabado Bastille. El eléctrico arranca en 41.500 euros en versión Bastille y llega a los 48.500 que hay que pagar por el exquisito Opera.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats