Podemos apoyará la tramitación de la ley de equidad sanitaria tras acordar con el PSOE buscar más límites a la privatización

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique.

Europa Press


5

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha avanzado que su grupo facilitará la tramitación de la ley de equidad y cohesión sanitaria tras pactar con el PSOE intentar modificar el texto durante la fase de enmiendas para incluir más limitaciones a la externalización sanitaria.

En declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso, ha avanzado que el espacio confederal rechazará las enmiendas a la totalidad presentadas por Junts, PDeCAT, Cs y Vox (que se abordarán de forma conjunta) a esta normativa y, por tanto, garantiza su apoyo a que continúe su recorrido en el Congreso tras hablar “intensamente” durante estos días con el PSOE y con la titular de Sanidad, Carolina Darias.

Y es que Unidas Podemos había avisado el pasado lunes de que no garantizaban su respaldo a la citada ley si el PSOE no accedía a cambiar el texto emanado del Consejo de Ministros, al considerar que su redacción no incluía restricciones reales a la privatización sanitaria ni derogaba la ley 15/1997 que impulsó el expresidente popular José María Aznar.

También los dos grupos que conforman el Ejecutivo mantendrán conversaciones con los aliados parlamentarios como ERC y Bildu, así como otras formaciones nacionalistas como el PDeCAT para llegar a un consenso y que el proyecto de ley pueda superar el debate a la totalidad, que tendrá lugar este jueves. Y es que son conscientes de la aritmética parlamentaria que tiene la cámara y la preocupación de los grupos catalanes y vascos por la posible afectación a competencias autonómicas en materia sanitaria.

El acuerdo pasa por negociar posibles cambios al texto

Para superar este choque interno entre las dos formaciones, Echenique ha detallado que el acuerdo político consiste en negociar posibles cambios al texto, pues Unidas Podemos quiere establecer límites a las fórmulas de gestión indirecta. Por tanto, ha primado la voluntad de modificar el texto y emplazarse a un debate más largo para lograr una postura común entre PSOE y Unidas Podemos, reconociendo en el ala morada que ahora las posturas son distintas sobre el contenido de la ley y que entraña una discusión jurídica con el Ministerio.

Echenique ha querido agradecer la disposición de la ministra de Sanidad y del grupo socialista para abordar estas diferencias y resolver la situación. Ayer, el portavoz socialista en el Congreso, Patxi López, confió en poder llegar a un consenso con Unidas Podemos sobre la ley pero también pidió a sus socios comprender la realidad territorial del país, dado que sin fórmulas de concertación hay comunidades, como en el caso de Catalunya, donde prestar el servicio sanitario sería imposible.

Mientras, Podemos lleva meses avisando de que restringir la externalización de la gestión sanitaria es crucial y veían insuficiente la definición de la excepcionalidad que el proyecto legislativo contempla para habilitarla, pues entiende que no hay límites ambiciosos en el texto emanado del Consejo de Ministros y que se dejaba todos los criterios en manos de las comunidades.

Unidas Podemos aspira a incluir que la externalización excepcional no sea superior a un año de duración, que en ningún caso se despliegue para la gestión de hospitales o centros de salud y no prorrogar conciertos sanitarios con el sector privado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats