Estatuto de elDiario.es Vota aquí al primer Comité Rector

Médicos y farmacéuticos piden calma ante la falta de amoxicilina: “Ningún niño se quedará sin tratamiento”

La amoxicilina es uno de los medicamentos esenciales cuyo precio de referencia ha sido congelado

David Noriega


1

Un padre recorre varias farmacias de Madrid en busca de amoxicilina. Los problemas de suministro de suspensiones pediátricas orales han hecho que dar con este antibiótico no sea una tarea sencilla. La imagen se repetía la semana pasada en varios hogares. El periodo de mayor demanda de estos medicamentos se ha adelantado respecto a otros años y los laboratorios que cuentan con una mayor cuota de mercado en España han sufrido retrasos en la puesta a punto de nuevos lotes. Ningún mercado es ajeno a los problemas de suministro, las consecuencias de la guerra en Ucrania o la deslocalización de las empresas que producen estas soluciones en Asia. Pero farmacéuticos y médicos piden tranquilidad: “Ningún niño se va a quedar sin tratamiento”.

España lamenta la falta de médicos mientras 'expulsa' a sus profesionales por las malas condiciones laborales

España lamenta la falta de médicos mientras 'expulsa' a sus profesionales por las malas condiciones laborales

La amoxicilina es un antibiótico derivado de la penicilina, que se utiliza principalmente para algunas infecciones respiratorias producidas por bacterias. “No todas las infecciones respiratorias están producidas por bacterias y no todas las infecciones respiratorias producidas por bacterias requieren uso de antibiótico”, aclara el doctor José María Molero, que es miembro del grupo de trabajo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. En general, se prescribe “para algunas infecciones de garganta, algunos casos de otitis, de sinusitis y también para infecciones respiratorias un poquito más serias, como la neumonía”, aclara.

En los últimos días, se ha relacionado de forma errónea el aumento de bronquiolitis con la amoxicilina. Sin embargo, para estos casos, originados por el virus respiratorio sincitial, no se prescribe este medicamento. “Cuando llega este periodo de infecciones respiratorias, aunque sabemos que muchas don de origen vírico, también aumenta el consumo de antibióticos, porque hay cierta incertidumbre diagnóstica”, justifica Molero.

En cualquier caso, este doctor señala que hay sustitutos. “Para muchas infecciones hay un grupo de antibióticos que se llaman macrólidos. El problema es que algunos gérmenes como los que producen la neumonía o algunos casos de otitis podrían tener un mecanismo de resistencia, porque han aprendido a defenderse. En esos casos, habría que ir a las cefalosporinas, que solventarían estos casos de resistencias”, explica. No obstante, hay otra solución avalada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y que pasan por ajustar la dosis al peso de los niños y utilizar otras presentaciones que se pueden fraccionar.

“Estrictamente, en algunos niños que se estaba utilizando la dosis de 250, por su peso se podría utilizar la de 500 reduciendo la cuantía”, señala Molero, pensando principalmente en los niños de más de 40 kilos. “Hay posibilidades, ajustando la dosis y eligiendo otras presentaciones. Hay comprimidos de 500 que se pueden partir o soluciones en jarabe que se pueden dosificar”, incide.

“Posibles alternativas”

Es lo que dice la Agencia Española del Medicamento (Aemps), que el pasado viernes publicó una nota en la que señalaba “posibles alternativas que permitan garantizar el tratamiento de los pacientes” ante los problemas de suministo. De esta forma, la agencia ha autorizado a las farmacias a “sustituir la dispensación de una suspensión oral de amoxicilina 250 mg en frasco por amoxicilina Normon 250 mg en polvo para suspensión oral en sobre EFG”. Y, “en su defecto”, por otras presentaciones en comprimidos de 500 mg “que puedan fraccionarse para administrar medio comprimido, que puede disolverse o disgregarse en agua”, si bien reconoce que se considera “la opción más accesible” aunque la ficha técnica no contemple esta modalidad de administración.

El vicepresidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Juan Pedro Rísquez, coincide en el análisis. “La situación con la amoxicilina responde a un problema estacional. Ha habido un aumento de la demanda porque se han anticipado los problemas respiratorios infantiles”, que se une a “una producción más reducida por muchas causas, pero no está habiendo un problema asistencial”.

“No le va a faltar un antibiótico a un niño que lo necesite”, insiste Risquez. “La Agencia ha autorizado a ofrecer posibles sustituciones en aquellas presentaciones de sobres con la posibilidad de dar dosis mayores que se puedan partir. Además, esta afectación no está ocurriendo de manera generalizada. Existe dificultad en abastecer toda la demanda, pero hay muchas oficinas de farmacia donde se está dispensando sin problema”, señala.

Los colegios de farmacéuticos de España cuentan con la herramienta Farmahelp, una plataforma en la que participan más de 5.000 establecimientos y que permiten consultar en qué farmacia cercana hay un medicamento, en caso de que no se disponga de él en aquella a la que acude el paciente. Además, la organización cuenta con Cismed, una base de datos con información sobre las incidencias de suministro. Sus datos coinciden con los del Centro de Información de Medicamentos (CIMA) de la Aemps, que señalaba en el primer informe semestral de 2022 que los problemas de suministros activos se habían incrementado en un 31%.

Según esta fuente, en España hay actualmente 629 activos con problemas de suministros, pero en algunos casos se trata de desabastecimientos que se producen desde hace años porque han dejado de producirse o que no suponen un problema asistencial porque pueden sustituirse por otros. “Venimos del año 2019, donde hubo un volumen muy exagerado de problemas de abastecimiento. Se fue mejorando en 2020 y 2021 y ahora hay un incremento que no llega a los niveles de 2019”, advierte Rísquez, que es cauto pero pide trabajar para solucionar esos problemas que, no obstante, “existen siempre”.

La Agencia apunta a que los problemas de desabastecimiento con la amoxicilina responden a los retrasos de los laboratorios Normon S.A. y Sandoz Farmacéutica S.A., los principales proveedores en España. “Las causas que llevaron a estos retrasos han sido solucionadas y se está acelerando la producción para hacer frente a la demanda pendiente, por lo que se prevé que la situación de suministro de suspensiones pediátricas orales se normalice a finales de la semana del 21 de noviembre”, indica el regulador.

Desde Sandoz señalan que su “operativa de antiinfecciosos, localizada en Europa, se enfrenta a una situación excepcionalmente difícil a corto plazo, debido a una combinación de desafíos sin precedentes: las fuertes oscilaciones de la demanda, las limitaciones de capacidad de fabricación, la escasez de materias primas y la crisis energética”. “Hasta la fecha, hemos sido capaces de absorber en gran medida los impactos de la inflación de la energía, y nuestro objetivo es maximizar la producción, no reducirla, para satisfacer la creciente demanda de pacientes y optimizar nuestros costes de producción unitarios. Continuamos trabajando para resolver estas dificultades de abastecimiento en algunas de las presentaciones de estos antibióticos, en estrecha colaboración con las Autoridades Sanitarias”, han explicado a esta redacción. ElDiario.es ha intentado ponerse en contacto con Laboratorios Normon, pero no ha obtenido respuesta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats