Siete razones para visitar Quito en el año de su bicentenario

La iglesia de la Compañía de Jesús, en Quito.

Roberto Ruiz


Quito, además de ser la capital de Ecuador, es conocida como la capital del ‘Centro del Mundo’, pues la línea ecuatorial pasa a escasos kilómetros de ella. Y eso de por sí ya es uno de sus mayores atractivos. Se ubica en las laderas de los Andes y fue construida a 2.850 metros de altitud sobre una antigua ciudad inca, pero si hay algo que la hace destacar sobre todo lo demás es su centro colonial excepcionalmente bien conservado con varias iglesias de los siglos XVI y XVII. Y eso, junto a sus barrios más auténticos, su gastronomía, su chocolate y su naturaleza, hace que le sobren motivos para que le dediquemos una visita.

Por si fuera poco, en 2022 Quito celebra su Bicentenario al cumplirse 200 años de la Batalla de Pichincha, que marcaría un punto de inflexión en el proceso de independencia del país, y eso es un gran motivo de celebración. Por lo que la ciudad lleva todo el año volcándose para dar a conocer su historia, su cultura y su gastronomía a todo el que se deje invitar a dar un paseo por sus calles. Una razón más para dejarse sorprender por Quito en nuestro paso por Ecuador.

El ‘Centro del Mundo’

Que Ecuador comparta nombre con el paralelo que marca la mitad de la esfera terrestre no es casualidad. Por Ecuador pasa el Ecuador, y muy cerca de la ciudad de Quito se encuentra el monumento ‘Mitad del Mundo’ dedicado a la línea ecuatorial. Al norte de la capital, en la parroquia de San Antonio de Pichincha, se ubica el lugar más visitado del país. Ya es tradición que todo el mundo quiera hacerse una foto con un pie en el hemisferio norte y otro en el sur, que se haga equilibrio sobre la línea amarilla que ficticiamente marca el centro del mundo o que se trate de poner un huevo en vertical sin que salga rodando. Además, hay un centro interpretativo que puede resultar muy interesante para todas las edades.

Un centro histórico Patrimonio de la Humanidad

Según la UNESCO, Quito posee el centro histórico mejor conservado y menos alterado de toda América Latina a pesar del terremoto que la sacudió en 1917, por lo que es Patrimonio de la Humanidad desde 1978. Está plagado de edificios monumentales, sobre todo religiosos, y los monasterios de San Francisco y Santo Domingo, con su ornamentado interior, así como la iglesia y el colegio de la Compañía de Jesús, son excelentes ejemplos del arte de la escuela barroca quiteña. La Plaza Grande hace de centro neurálgico de la ciudad, donde se encuentra la Catedral Metropolitana de Quito, pero más allá de iglesias y  conventos, el Teatro Sucre, que es el Teatro Nacional y se construyó en 1879, merece también una visita. 

Coloridos barrios tradicionales

Quito también tiene sus barrios modernos, pero seguramente lo que más te llame la atención sean sus barrios tradicionales, donde el color, la arquitectura colonial, el arte, la comida ecuatoriana y las tradiciones quiteñas van de la mano. La Ronda es uno de ellos, con calles estrechas y balcones que parecen que se tocan, Mama Cuchara está cargado de arte y cultura, San Roque es de 1599 y es uno de los más antiguos de la ciudad, San Marcos es un contraste de color, plagado de talleres artesanales, y San Juan hace de mirador de la ciudad desde lo más alto. Todos, uno por uno, tienen un encanto especial.

Una capital chocolatera

Seguro que sabes que Ecuador es uno de los principales productores de chocolate del mundo, y Quito, como capital, tiene mucho que decir al respecto. El cacao que se trabaja es el cacao fino de aroma, el que es considerado de mayor calidad, y gracias a las condiciones geográficas del país y a más de 500 años de trabajo, se ha conseguido que el sabor y el aroma del cacao ecuatoriano sean reconocidos en todo el mundo. Aquí el cacao es sinónimo de cultura, desarrollo, identidad, patrimonio y legado histórico, y las fábricas de chocolate de Quito exportan a más de 50 países. Es decir, en la ciudad encontrarás multitud de establecimientos que ofrecen experiencias chocolateras para toda la familia.

Naturaleza a raudales

El Chocó Andino, un área protegida con una enorme diversidad de flora y fauna, y declarada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera, se encuentra a solo 45 minutos de Quito. Por lo que es altamente recomendable acercarse a conocer este entorno mágico de naturaleza exuberante. Es hogar de innumerables aves, muchas de ellas exóticas, y también del oso de anteojos, en peligro de extinción. Aquí encontrarás proyectos de conservación, caminatas de avistamiento, miradores y museos, además de un buen número de deportes de aventura en plena naturaleza.

Una gastronomía auténtica

Ecuador está lleno de sabores. Y Quito, como capital, es el lugar idóneo para disfrutar de todos ellos. Aquí vas a poder probar los platos más típicos del país, con excelentes productos y recetas únicas y ancestrales. En cualquier viaje a Quito no debería faltar una parada en algún restaurante para probar la fritada, el cuy, el locro quiteño, el hornado, el cevichocho o las empanadas de viento y de morocho. Para endulzar te podrás sorprender con unos higos con queso, los helados de paila, el maní confitado o, atención, la caca de perro, que no es otra cosa que maíz dulce tostado. Con todo esto hasta los foodies más exigentes tienen de sobra para dejarse cautivar por el estómago.

Una ciudad que celebra su bicentenario

Quito está de celebración, y es que se cumplen 200 años de la Batalla de Pichincha, la que marcó un antes y un después en el proceso de soberanía ecuatoriana y en las raíces que caracterizan al país. Las actividades culturales y gastronómicas conmemorativas llevan sucediéndose todo el año y con ellas se da a conocer el proceso que llevó a la libertad al pueblo quiteño. Hay eventos artísticos de mediano y gran formato, conciertos y recorridos turísticos guiados.

Pero también se ha querido prestar especial atención a la gastronomía. Bicentenario a la Carta busca poner de manifiesto las tradiciones gastronómicas de Quito a través de propuestas vanguardistas, con un gran número de restaurantes de la capital que ha introducido en su carta el ‘Menú Bicentenario’ en el que podemos probar platos servidos al ejército de los mismísimos Bolívar y Sucre hace 200 años. Para estar al día de todo lo que se celebra en relación al bicentenario de la ciudad no dejes de consultar quitocultura.com y visitquito.ec.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats