El Gobierno salva el primer trámite parlamentario de la ley de equidad sanitaria

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en el Congreso de los Diputados en Madrid

La ley de equidad sanitaria sigue adelante. El Gobierno ha salvado su primer trámite parlamentario tras lograr el apoyo de sus socios de investidura, que han votado en contra de las enmiendas a la totalidad presentadas por Ciudadanos y Vox. Las enmiendas a la totalidad solo han cosechado 64 votos a favor frente a 191 votos en contra y 88 abstenciones. Junst y PDeCAT allanaron el camino al retirar sus enmiendas, así lo ha confirmado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al comienzo de su intervención. Ambas formaciones lograron a pocas horas de la votación un acuerdo con Sanidad para que quedase garantizada la salvaguardia de las competencias autonómicas. “En el trámite parlamentario trabajaremos para incidir en el respeto de los estatutos de autonomía”, ha indicado la titular de Sanidad.

ONG y médicos denuncian que la nueva ley de Sanidad no corrige las "lagunas" que permiten la exclusión sanitaria

ONG y médicos denuncian que la nueva ley de Sanidad no corrige las "lagunas" que permiten la exclusión sanitaria

Hasta este miércoles, también hubo ciertas dudas en cuando al sentido del voto de Unidas Podemos, que había exigido en numerosas ocasiones que la normativa fuera más clara en lo que se refiere a la privatización sanitaria. “Me parece importante significar que este proyecto cumple con los acuerdos de la coalición: ampliar derechos de la ciudadanía y fortalecer nuestro Sistema Nacional de Salud”, ha defendido Darias.

Unidas Podemos ha defendido en la tribuna que “la gestión privada de un servicio público es un fraude” y ha afeado a Vox y a Ciudadanos no comprender lo que es un servicio público. La diputada Rosa María Medel ha expresado el deseo de que las enmiendas parciales de Unidas Podemos “estén en la ley” y le ha pedido a la ministra que discuta esto con ellos. “Entre todos tenemos que salvar la Sanidad española”, ha finalizado.

El portavoz del grupo confederal, Pablo Echenique, ya había avanzado este miércoles que facilitarían la tramitación de la 'ley Darias' tras pactar con el PSOE intentar modificar el texto en la fase de enmiendas parciales para incluir más limitaciones a la externalización sanitaria.

Desde Unidas Podemos han sido muy críticos con el texto puesto que consideran que no incluye restricciones reales a la privatización sanitaria ni deroga la ley 15/1997 que impulsó el expresidente José María Aznar, que abrió las puertas a la gestión indirecta de los servicios sanitarios públicos.

Unidas Podemos aspira a incluir que la externalización excepcional no supere el año de duración y que en ningún caso se utilice para la gestión de hospitales o centros de salud. “El contenido de esta norma va a mejorar tras su tramitación parlamentaria”, ha reconocido la titular de Sanidad.

El texto de la Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión aborda aspectos como priorizar la gestión directa y pública del sistema sanitario, eliminar ciertos copagos a grupos vulnerables o garantizar el acceso de colectivos de inmigrantes. “Somos un Gobierno que cumple y avanza para no dejar a nadie atrás”, ha reiterado Darias.

Las dos enmiendas a la totalidad

Las enmiendas de Ciudadanos y Vox no han prosperado. “Lamentamos tener que presentar esta enmienda a la totalidad a este proyecto de ley en una materia como la sanitaria. Es un proyecto con una carga ideológica inaceptable, llena de sesgos y perjuicios”, ha criticado el diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz Gómez. “Es una ley que nace para ser incumplida, de imposible incumplimiento”. Desde Ciudadanos critican también que esta ley no aborde, según ha defendido Díaz Gómez, los bajos salarios del personal sanitario. “En Ciudadanos no vamos a entrar en el marco de que cuando un servicio público lo ofrece alguien distinto a un funcionario ya no es un servicio público”, ha argumentado para defender la colaboración público-privada.

Vox también ha presentado otra enmienda a la totalidad a la 'ley Darias' alegando que se pretende “prescindir de la colaboración de la sanidad privada de una forma hipócrita”, ha dicho el diputado de extrema derecha Juan Luis Steegmann Olmedillas, que considera que acabar con los conciertos “alargará las listas de espera”. “Desde Vox decimos que este proyecto de ley no debe ser tramitado”, ha zanjado el diputado.

“Ayer había cuatro enmiendas y hoy hay dos. ¿Qué les ha prometido a tirios y troyanos?”, ha preguntado la diputada del PP Ana Pastor a la ministra. Pastor se ha mostrado muy crítica con el texto y ha augurado “unos meses divertidos” durante la tramitación parlamentaria de la norma.

El turno de fijación de posiciones lo ha cerrado la diputada del PSOE Ana Prieto que ha defendido que, tras la pandemia, hay que seguir avanzando en la mejora del sistema sanitario y que esto será posible “gracias a esta ley”. En la parte final de su intervención, la socialista ha asegurado “máximo respeto al marco competencial”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats