Sobre este blog

Los seres humanos hacemos la historia en condiciones independientes de nuestra voluntad.

La ensoñación del referéndum pactado

Sobre este blog

Los seres humanos hacemos la historia en condiciones independientes de nuestra voluntad.

El referéndum para decidir si Escocia debería ser un país independiente tuvo lugar el 18 de septiembre de 2014. Fue convocado a raíz de un acuerdo político entre el gobierno de la región británica de Escocia y el del Reino Unido, por el que se establecieron las bases para un referéndum sobre la independencia escocesa. La decisión fue aprobada por el Parlamento de Escocia en noviembre de 2013.

El origen de la convocatoria está en el resultado de las elecciones al Parlamento de Escocia de 2011. En ellas, el Partido Nacional Escocés alcanzó una mayoría absoluta de 53 escaños de los 73 que componen el Parlamento. Y la alcanzó con un programa electoral, en el que prometió a los ciudadanos la celebración de un referéndum de independencia si alcanzaba dicha mayoría.

Legalmente, la convocatoria de esta consulta solo podía hacerse desde Londres, pero el Gobierno presidido por David Cameron aceptó ceder provisionalmente esa competencia mediante el denominado Acuerdo de Edimburgo de 2012. “Siempre quise demostrar mi respeto a los escoceses. Votaron a un partido que quiere un referéndum y yo lo he hecho posible garantizando que sea decisivo, legal y justo”, con estas palabras justificó el primer ministro británico el pacto para la celebración del referéndum.

Descubre nuestras apps