Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

Una investigación desvela la realidad de los perros usados para cazar

El caballo de Nietzsche

3

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

Animales viviendo entre sus propios excrementos, con el agua sucia o congelada, expuestos a las inclemencias del clima y con estereotipias producidas por el cautiverio. Son solo algunas de las situaciones que se encontró el equipo de investigación para hacer visibles las condiciones de vida de los perros usados para cazar.

En España existen 337.326 licencias de caza expedidas, lo que la convierte en la tercera actividad con más federados, a pesar de haber sufrido un descenso del 30% desde 2005. Sin embargo, existen numerosas actividades no federadas mucho más practicadas en los mismos espacios naturales. Según datos del Plan Estadístico Nacional del Ministerio de Cultura y Deporte, el 15,8% de la ciudadanía practicó senderismo, el 15,5% salió a correr, pero sólo el 1,4% de la población española salió a cazar al menos una vez durante el año 2020. “Lo que vemos no son casos aislados ni contrarios a las normativas. Es la realidad cotidiana y legal en que los perros destinados a la caza viven sus miserables vidas”, explica Aïda Gascón, directora de AnimaNaturalis en España.

Descubre nuestras apps